En un campo de lavanda

Qué es la Aromaterapia?

Es una disciplina terapéutica que estudia las propiedades de los aceites esenciales y las aprovecha para mantener o restablecer el equilibrio y la armonía del cuerpo y de la mente y así gozar de un alto nivel de bienestar. 

Qué son los aceites esenciales?

Es una sustancia líquida y casi siempre incolora que las plantas fabrican para relacionarse con su entorno y así poder sobrevivir. Los aceites esenciales son muy volátiles (se evaporan rápidamente) y son insolubles en agua. Son sustancias altamente concentradas (ej. para conseguir un litro de aceite esencial de lavanda se necesitan 150kg de planta), se obtienen por destilación al vapor de distintas partes de plantas y árboles (tallos, flores, raíces, resina, etc) o por expresión en frío de la cáscara de algunos frutos.

 

Pueden poseer más de 200 moléculas aromáticas, que son las que le proporcionan su olor característico y sus propiedades terapéuticas.

La "Magia" de los Aceites Esenciales

Una vez en nuestro cuerpo, los aceites esenciales viajan a través de la sangre y penetran las membranas de las células, llevando al cuerpo a un estado de equilibrio que se denomina HOMEOSTASIS:
 

  • Destruyen los radicales libres.

  • Dan soporte al sistema inmune.

  • Son reparadores celulares.

  • Actúan sobre todos los sistemas corporales, incluido el Sistema Nervioso. 

Producto de belleza

Cómo se usan?

Vía inhalada

Los aceites esenciales pueden aplicarse sobre la piel diluyéndolos en un vehículo adecuado como un aceite vegetal (coco, oliva, almendras dulces, jojoba, caléndula...). De esta manera penetran por las distintas capas actuando allí donde se necesite. La forma más común de uso de la vía tópica es mediante el masaje, aunque también pueden aplicarse mediante compresas o baños.

Vía tópica

La vía interna debe reservarse para aquellos aceites esenciales que provengan de plantas comestibles y que además estén etiquetados para ello. Deben usarse diluidos también en un portador adecuado y durante períodos cortos de tiempo.

¿Has olido alguna vez una fragancia que te ha transportado a un momento de tu infancia, te ha provocado una emoción, te ha puesto la carne de gallina….? El olfato es el único de los sentidos conectado directamente al sistema límbico. Inhalando un aceite esencial puedes modificar tu estado de ánimo, tu atención o tu energía. Las partículas de aceite esencial que penetran por tu nariz estimulan esta área cerebral, haciendo que  se segreguen neurotransmisores y se desencadene en ti una respuesta física y emocional al aroma.

Vía interna